Spain is different but Chinchón is beautiful

Y no es que lo diga yo (aunque podría)


 Corrían los años 60 cuando la imagen de nuestra Plaza formaba parte de un intento de atraer turismo a nuestra piel de toro. Intento que, visto lo visto, fue todo un éxito.

Chinchón ya llevaba muchos años presumiendo de su anís por el mundo, tampoco hacía poco desde que "Frascuelo" puso en marcha nuestro longevo Festival Taurino, hasta Marcial Lalanda contaba por docenas las tardes en que Chinchón le había dicho entre ovaciones que "era el más grande"


Ya habíamos debutado en el cine de la mano del propio Lalanda (Viva Madrid que es mi pueblo), de Luis Mariano y  una jovencísima Carmen Sevilla (La bella de Cádiz y más tarde Rey de Reyes), de Cantinflas y David Niven, (La vuelta al mundo en 80 días), de John Wayne, Claudia Cardinale y Rita Hayworth (El fabuloso mundo del circo), de Orson Welles (Campanadas a medianoche y Una historia inmortal)...


La Pasión (la nuestra, la más antigua de la Comunidad de Madrid) ya se había representado alguna vez... Total que, por todo este currículum, desde el Ministerio de Información y Turismo, pensaron que seríamos un buen ejemplo para demostrarle al mundo que "África no empezaba en los Pirineos".

 

Esto puso en marcha nuestro atractivo turístico, de pronto los escombros del castillo fueron ruinas, lo que había sido Señorío y Condado de Chinchón ahora quería ser "anís, plaza y mesón",  el polvo de las viejas bodegas fue solera, las lumbres pasaron de guisar judías con matanza a elaborar platos típicos... los calderos de cobre se lustraron y sirvieron de adorno en los numerosos mesones que nacieron de aquel romance entre aquel Ministerio y nuestro pueblo.

Este romance se formalizó en 1974 cuando el Consejo de Ministros decidió declarar Chinchón Conjunto Histórico Artístico. Gran compromiso, que hemos defendido hasta hoy, y que ha servido para engendrar numerosa prole de industria turística con rasgos genéticos de padre y madre.


Tradición, calidad, historia y cultura al alcance de todos, respeto, sencillez... en resumen, la dedicación de un pueblo entero para seguir honrando a los que lucharon (y a los que siguen luchando) por traernos hasta aquí.  

 

Y no debemos haberlo hecho mal porque acaban de descubrir... ¡¡que somos uno de los Pueblos más Bonitos de España!!

¿Alguien lo ha dudado alguna vez?

Escribir comentario

Comentarios: 0