Destino... Chinchón: La Bella Dama

La Perfecta Anfitriona

A Chinchón se llega por caminos viejos, por carreteras estrechas y empinadas, llenas de curvas, que se abren paso entre olivos, vides y pinos. 


Con la primavera, los campos que rodean Chinchón se visten de mil colores entre los que predominan los tonos verdes.

 

Verde de trigo naciendo, de olivos fuertes y añosos, de nuestros famosos ajos... de pronto llama nuestra atención el rojo brillante de unas amapolas, el amarillo intenso de las leñosas aulagas que delimitan el camino... 


Y al fondo, surgiendo tras la última curva, aparece Chinchón. 

Amor a primera vista. El viajero se prenda inmediatamente de aquella majestuosa imagen sin saber aún que, cuanto más conozca Chinchón, más se enamorará.

 

Y es que la bella dama (permítanme llamar así a mi pueblo para no perder el hilo romántico que está tomando la historia) lejos de ser sosa y aburrida, resulta que es la perfecta anfitriona. Sabe agasajar al viajero con todos los recursos a su alcance... que, por su afán de perfección, han llegado a ser muchos. A saber: 

-GASTRONOMÍA DE CALIDAD

 

Quien venga a disfrutar de su gastronomía, encontrará la oferta culinaria más completa y de mayor calidad de la zona, con el respeto al producto autóctono como base principal. Lo que ahora se conoce como producto de cercanía 


-ALOJAMIENTOS SINGULARES

 

Quien venga a descansar encontrará la tranquilidad de un pueblo que, muchas veces, parece dormido en el tiempo


-RIQUEZA HISTÓRICA 

 

Quien venga en busca de la historia, la encontrará en cada rincón, en cada piedra, en cada escudo de los muchos que blasonan nuestras numerosas casas solariegas


-CULTURA ACCESIBLE

 

Quien venga en busca de entretenimiento, difícil será que no coincida con alguna de las múltiples actividades que forman la agenda turístico-cultural de Chinchón a lo largo de todo el año... 

-Y ENCANTO RECONOCIDO

 

Quien venga sin ninguna expectativa, que alguno habrá, también tendrá garantizado el disfrute porque por algo somos uno de los Pueblos más Bonitos de España. 


Ya advertimos al principio que el camino no es fácil, pero el paisaje y el destino, sin duda, merecen la pena.

 

Chinchón, como la perfecta anfitriona que es, les espera con los brazos abiertos. 

Escribir comentario

Comentarios: 0