Palacio de Chinchón

Memoria de la historia (o viceversa)

Antes que nada queremos agradecer a nuestra querida A.Mª.G.G. el interés tanto en nuestro blog como en la historia de Chinchón. Ella nos ha preguntado sobre el desaparecido Palacio Señorial y nosotros, encantados de bucear para ella entre los legajos de nuestro Archivo Histórico Municipal, hemos encontrado alguna información que podría valernos a todos para conocer un poco más de aquel edificio.

 

Sí, es verdad, en Chinchón hubo un palacio.

Vamos a ver si somos capaces de narrar de una manera ordenada su historia.

Siglo XV

En los últimos años del siglo XV, los marqueses de Moya, D. Andrés de Cabrera y Dª Beatriz de Bobadilla (primeros Señores de Chinchón), construyeron un Palacio Señorial para que fuese su vivienda en esta villa.

 

Este palacio decidieron ubicarlo en los terrenos que había junto a la vieja iglesia de Santa María de Gracia

A TENER EN CUENTA:

Repetimos que eran los últimos años del siglo XV, la capilla de Nuestra Señora de la Piedad, actual iglesia parroquial, y la Torre del Reloj que podemos contemplar hoy no habían empezado a construirse aún.

 

Si alguien ha imaginado los tres edificios juntos en aquel momento... acaba de suspender el examen de historia.

En este detalle del óleo de Eduardo Rosales llamado "El testamento de Isabel la Católica" podemos ver a la Reina dictando su última voluntad al escribano, junto a la cabecera está el Rey Fernando, a los pies el Cardenal Cisneros y al fondo D. Andrés y Dª Beatriz, Marqueses de Moya.

 

Esta imagen nos da alguna pista sobre la calidad y el rango de nuestros primeros Señores. No en vano se decía "después de la de Castilla, la Bobadilla".


SIGLO XVI

La primera referencia documental de aquella Casa Palacio la encontramos, en 1502, cuando Philippe de Lalaing, cronista real, nos relata una visita de Felipe el Hermoso y Juana la Loca a Chinchón. 

 

En aquella crónica, Lalaing narra que al archiduque, le han agradado -sobre todo- los paseos por el jardín de Palacio. Y continúa haciendo una descripción del edificio en el que se hallaba aquel vergel en la que dice que "según su tamaño es uno de los mejor arreglados de toda España, guarnecido de buenos tapices y vajillas de oro y plata doradas y otras cosas. Y está la casa situada sobre otro monte, a tres tiros de ballesta del pueblo" separado por un "valle, entre dicho pueblo y el castillo".

A TENER EN CUENTA:

Aquel castillo fue destruido en la guerra contra los Comuneros (1520/1521). Según diversos autores se intentó reconstruir pero finalmente el III Conde, D. Diego, decidió demolerlo y levantar sobre su solar el castillo que conocemos.

El pueblo de Chinchón empieza a prosperar y a crecer, por lo que se hace necesaria -entre otras cosas- la construcción de una nueva iglesia.

 

Es con motivo de esta construcción con lo que nos llega una nueva referencia documental, en 1582, ya que en ese año los vecinos solicitan al III Conde de Chinchón, D. Diego Fernández de Cabrera y Bobadilla y a su hermano D. Andrés que les ayuden económicamente en las obras del nuevo edificio que ya duran casi cincuenta años y que, de seguir así, no se concluirían ni "en ciento ni en doscientos años con las rentas" de la vieja iglesia.

 

Así que los vecinos piden que sean los condes los que "concluyan la capilla mayor" (el altar), a cambio de que aquella capilla sea para "entierro de los dos, sucesores y parientes (...) Que los condes tengan derecho de (...) poner escudos (...) y abrir puertas, ventanas, tribunillas y pasadizos desde su casa (...) y el pueblo se encargaría del resto de la iglesia, torre y tribuna".

Y otra referencia que no podemos pasar por alto antes de acabar este siglo, es la de la visita del prolífico Félix Lope de Vega a Chinchón, acompañando como secretario a D. Pedro Fernández Ruiz, marqués de Sarria, siendo ambos invitados de honor de nuestro III Conde, D. Diego y alojándose en las dependencias de Palacio el tiempo suficiente para que el Fénix de los Ingenios concluyese allí su comedia "El Blasón de los Chaves de Villalba" cuyo manuscrito, firmado en Chinchón el 20 de agosto de 1599, da fe de ello.


A TENER EN CUENTA:

Este episodio de la estancia del afamado dramaturgo y su protector en el Palacio da lugar a que el teatro que se levantará allí mismo trescientos años más tarde sea llamado Teatro Lope de Vega.

SIGLO XVII

En 1626 concluyen, por fin, las obras de la nueva iglesia (llamada en un principio de Ntra. Sra. de la Piedad) que queda, según lo acordado, unida por un pasadizo sobre un arco al Palacio de los condes que, a partir de entonces, contarían con una tribuna elevada privada en el brazo del evangelio, sobre la puerta de la sacristía.

Montaje, de carácter meramente ilustrativo, de cómo pudo ser la imagen de aquel conjunto monumental. Hemos imaginado un Palacio, de dimensiones importantes y con un magnífico jardín, unido a la capilla condal por un pasadizo, sobre un arco, que conducía a los condes directamente a su tribuna privada sobre la sacristía.

La sacristía y la tribuna siguen estando allí, del arco sobre el que se apoyaba aquel pasadizo sólo queda la memoria en el nombre de una calle cercana (Calle Arco de Palacio)


Y del pasadizo (o más bien de su cubierta) queda esta cicatriz en la piedra en un costado de la iglesia.


Aquí se podían ver un poco mejor las marcas de dónde estuvieron la cubierta, la puerta y el forjado.

Foto de Jesús Morate. Publicada en Facebook "Fotos antiguas de Chinchón"


En 1665, y con la autorización de la condesa Dª Inés de Castro, el patio del Palacio Condal fue utilizado como escenario (cobrándose la entrada a 6  cuartos) para la representación de 15 o 16 funciones de teatro a cargo de la Compañía de Antonio de Orgaz.

 

Dª Inés de Castro Cabrera y Bobadilla fue la VI condesa de Chinchón, sólo lo fue durante dos meses, ya que murió en diciembre de aquel mismo año en Madrid. 

 

A partir de este momento (años 1665-66 aprox.) los condes ya no utilizan el Palacio de Chinchón como vivienda condal, sino para alojamientos del Corregidor, de personal de servicio e incluso de acogida de pobres.

 

El edificio cae poco a poco en el abandono con el consiguiente deterioro.

 

Hemos encontrado en el AMCH un documento de marzo de 1695 en el que se detallan una serie de condiciones para realizar unas obras en Palacio y en el que aparece alguna referencia descriptiva del edificio:

 

(...) del quarto del señor Corregidor (...) que mira a la plazuela (...)

 

(...) y sehade quitar una biga q está atrabesada en dicho callejón enzima del arco (...)

 

(...) enun quarto q mira a la corraliza (...) la esquina que mira a el pasadizo y el otro que mira a la calle como bamos a Sn Antonio (...)" 

 

(AMCH; leg 15390)

 

 

Hemos encontrado también un inventario de llaves, sin fecha (¿1698?) que nos habla:

 

"(...) del postigo (...)

 

(...) la es calera p. del zaguan q esta la Cozina de dcho palazio, 

 

(...) Lapuerta Primª delarco (...)

 

El quarto (...) que está en los corredores (...)

 

(...)La Casa q esta en el Corralón de laparte deafuera (...) mas adentro tiene o tra puerta q sale a la corra liza (...)

 

La casa (...) que es en el dcho corralón al Vallejuelo (...) 

 

En la casa q está junto al pasadizo (...)

 

 (...) en las cocheras frente de Palazio 

 

(...) las cavallerizas (...)

 

(AMCH; leg 15390)

 

¿Llegaban los terrenos de Palacio hasta la Calle del Vallejuelo? Parece que sí, según este documento.

SIGLO XVIII

Con motivo de la Guerra de Sucesión Española y dada la fidelidad que Chinchón le mostraba al pretendiente de la casa Borbón, el pueblo empezó a sufrir ataques y asedios de todo tipo por parte de los partidarios del Archiduque Carlos. El Palacio, obviamente, también recibió estos ataques.

 

En 1702, el Corregidor mayor de la Villa,  solicita que sean examinadas por los alarifes (maestros de obra) que designe el ayuntamiento las Casas Palacio de Su Excelencia el Príncipe de Albano D. Julio Savelli, IX conde de Chinchón, ya que se le ha notificado que en ellas "ay una ruina por donde âde sobre benir grave daño a dcho Palacio".

 

El mismo día los alarifes Alonso Sánchez y Manuel González declaran bajo juramento "q anbisto y reconozido una quiebra q ây enuna esquina delas Casas Palacio desu Exa que Caen al Juego delapelota q mira al Jardin de dho palazio la qual nezesita dereparo preziso por amenazar ruina (sic)" (AMCH, leg 7513)

 

Y tan abandonado estaba el edificio que, aunque se llevan a cabo algunos "reparos" en él, acaba declarándose en ruina hasta el punto en que, el 28 de septiembre del mismo año (1702) se ordena el inmediato desalojo de todas sus dependencias. (AMCH; leg 15390)

A TENER EN CUENTA:

Hay autores que atribuyen aquella declaración de ruina como motivo principal por el que Felipe V, en su paso por Chinchón en 1706, no pudiera ser alojado en el Palacio Condal pero nosotros creemos, -y esto es una opinión totalmente personal-, que aquello nunca habría sucedido ya que, D. Julio Savelli (o Sabelli), propietario en ese momento del ruinoso palacio, era más partidario del Archiduque Carlos que del Borbón. Insistimos en que ésta es sólo la opinión de quien escribe estas letras.

En 1738 D. Felipe de Borbón y Farnesio, hijo del primer rey Borbón (Felipe V fue finalmente quien se sentó en el trono, como todos sabemos), compra el condado de Chinchón y todas sus posesiones a D. José de Sforza Cesarini, duque de Genzano. Y con motivo de la celebración de la toma de posesión del condado del que iba a ser el XII conde, en los patios del abandonado palacio se representó una "loa" seguida de la obra "No hay contra maldad cautela" que sería la última ya que dos años más tarde el nuevo propietario ordenaría su derribo.

 

El Infante Felipe de Borbón y Farnesio (1740)

Óleo de Louis Michel Van Loo

Museo del Prado (Madrid)


SIGLO XIX

A finales del siglo XIX la Sociedad de Cosecheros compra los casi 4000 m2 de solar del desaparecido Palacio Señorial y edifica allí el Teatro Lope de Vega que se inaugura en noviembre de 1891.

Fotografía de Jesús del Nero Rodríguez (AMCH), en ella se puede ver el edificio del teatro que construyó la Sociedad de Cosecheros de Chinchón en el solar del desaparecido Palacio Condal

Año 1930 (aprox).

Escribir comentario

Comentarios: 0