Chinchón, Destino Seguro

La Nueva Normalidad

¿Recuerdan cuando, allá por marzo, nos dijeron que deberíamos estar quince días encerrados para evitar la propagación de un virus recién llegado de Oriente y nos pareció mucho? Pues ya llevamos siete meses plantándole batalla al dichoso virus... y lo que nos queda.

Hace poco me venía a la cabeza una frase que repetía Harry, un personaje interpretado por Humprey Bogart en la película "La Condesa Descalza" (dirigida por Joseph L. Mankiewicz en 1954). 


Aquella recurrente frase decía que "la realidad siempre supera a la ficción" y creo que describe a la perfección lo que se ha venido a llamar "la nueva normalidad".

 

Porque la realidad de este loco 2020 nos ha hecho vivir, y aceptar como normales, muchas situaciones que no habríamos imaginado posibles si alguien nos las hubiese avanzado en la comida de Navidad de 2019.

Nadie podía imaginar que el mundo entero debería reinventarse y aprender a pelear solidariamente contra esta pandemia. Nadie podía pensar que este nuevo y microscópico enemigo fuese capaz de arrebatarnos, además de muchísimas vidas,  la bonanza económica de países que, hasta hace muy poco, se consideraban poderosos.

 

Pero así ha sido, y ahora el mundo está haciendo un gran esfuerzo por mantenerse a flote. 


No tenemos que ir muy lejos para ver que esto es así, tenemos en nuestro pueblo, Chinchón, un buen ejemplo de este instinto de supervivencia que ha habido que implantar con carácter urgente. 

Es de todos sabido que uno de los principales motores económicos de nuestro pueblo es la industria turística (restaurantes, alojamientos, museos, actividades turístico-culturales...) que, a su vez, tiene repercusión directa en los comercios locales, como son los de alimentación y servicios, por ejemplo.


Si la gasolina del turismo no llegase, este motor se pararía y muchas familias de Chinchón se verían perjudicadas. Además, sería un jarro de agua fría para tantos buenos profesionales de este pueblo, que han hecho verdaderos esfuerzos por adaptar sus negocios y garantizar con ello toda la seguridad sanitaria posible a sus clientes.

Somos testigos de que Chinchón está luchando día a día por ser un Destino Seguro

 

Los hoteles han adaptado sus protocolos para tranquilidad de sus usuarios, los restaurantes han sacado sus mesas a la calle para respetar las medidas sanitarias y la administración ha permitido la ampliación del espacio dedicado a las terrazas para que sea posible mantener las distancias de seguridad exigidas, además de llevarse a cabo una periódica y meticulosa desinfección de las calles, como corresponde a un pueblo de las características del nuestro. 

 

Pero algunas actividades no han podido adaptarse y han optado por cerrar sus puertas, o cesar sus actividades, temporalmente a la espera de que vengan tiempos mejores.

Nuestro equipo de Cultur-Arte Chinchón, por ejemplo, pensando siempre en la seguridad sanitaria de las personas, no dudó en cancelar las actividades culturales grupales que veníamos desarrollando a lo largo del año. Por lo que, desde que se declaró el estado de alarma, no hemos realizado nuestras ya tradicionales Visitas Teatralizadas "El alma de Chinchón", ni ahora vamos a poder guiarles por el claustro del Monasterio de las MM. MM. Clarisas ya que, este año, la Exposición "Tesoros de la Clausura" no abrirá sus puertas de octubre a diciembre, como venía haciéndose desde 2012. 


Pero les aseguramos que ambas actividades volverán a ponerse en marcha en cuanto sea posible.

 

Queremos aprovechar también la ocasión para recordar a nuestros lectores que aunque las MM. MM. Clarisas de Chinchón no abran las puertas de la Exposición este año, sí que siguen abriendo las de su tienda de dulces (dentro del patio del convento, C/ Huertos, 37, para entrar hay que pulsar "Comunidad" en el telefonillo) y que allí les atenderán con mucho gusto -y cumpliendo todos los protocolos exigidos- de lunes a domingo en horario de 10:15 a 14:00 y de 17:00 a 19:00.

 

Ésta es la nueva normalidad de Chinchón, uno de los Pueblos más Bonitos (y ahora también más seguros) de España.

Contamos con ustedes para esta lucha solidaria, a ver si entre todos podemos conseguir que, finalmente, esta nueva realidad no supere a cualquier ficción que pudiéramos haber imaginado para nuestro futuro.

 

Y nos despedimos parafraseando a otro conocido personaje de Bogart, no olviden que "siempre nos quedará Chinchón". Era algo así, ¿no?.

Escribir comentario

Comentarios: 0