Orígenes de Chinchón

De lo que pasó hace mil años

Es cierto que desde que los primeros pobladores de la región se asentaron entre los ríos Tajo, Jarama y Tajuña ha llovido mucho sobre estas tierras y sus caminos han traído y llevado a muchas gentes.

 

A pesar de que la historia documentada de Chinchón no arranca hasta la Edad Media, está sobradamente probada la presencia humana en estos lares desde tiempos prehistóricos.

 

En las cercanías de nuestro pueblo se han hallado vestigios del Paleolítico Inferior, del Neolítico, de la Edad de Bronce...

 

Se han hallado restos de asentamientos íberos en los alrededores del Castillo de Casasola, romanos en la Vega (en 1995 se encontró un sarcófago del siglo II a.C. a orillas del río Tajuña, esta pieza funeraria se puede ver en la Casa de Cultura "Manuel Alvar", de Chinchón). 


Hay algunos autores (Cantó Tellez o Álvarez de Laviada, por ejemplo) que atribuyen un origen visigodo (siglos V-VIII) a nuestra población y especulan con la existencia de una fortaleza defensiva de esta época en lo que hoy conocemos como el Castillejo.

Vista actual del barrio del Castillejo (ahora C/ Emiliano Montero) desde la Plazuela de Palacio

Posiblemente esta desaparecida fortaleza del Castillejo, más que de carácter defensivo, se emplearía como atalaya de vigilancia ante posibles ataques, al igual que una de construcción posterior, de origen musulmán y llamada de Valderradela, que estuvo ubicada en el cerro del Salitral, aproximadamente entre los siglos IX y XIII, y de la que tampoco se conserva nada en la actualidad

 

El núcleo de la población, que más tarde daría origen al pueblo de Chinchón, en ese momento se reunía alrededor de la ermita de San Galindo, a los pies del Cerro del Salitral.

 

Con la invasión musulmana (siglo VIII) este asentamiento se consolidó por hallarse cerca de la vía que unía Toledo y Alcalá. Sería entonces cuando, a modo de puesto vigía, se levantaría la atalaya de Valderradela

 

Pero en plena Reconquista, y huyendo de un brote de peste que afectó principalmente a las poblaciones cercanas a los ríos, aquel asentamiento tuvo que buscar un lugar más salubre para reubicarse y eligieron trasladarse a la ladera del Llano, un lugar con abundante agua potable junto al cerro del Castillejo.

 

De esta misma época (siglos XI-XIII) data el ábside románico de la ermita de San Antón, alrededor de la cual empezó a surgir el asentamiento definitivo del pueblo. 

 

Y así fue como, en la zona más rocosa y escarpada de la ladera del Llano, justo en el borde del páramo, hace la friolera de diez siglos (año arriba o abajo) nació Chinchón.

 

Vista exterior del ábside románico (siglo XI) recientemente restaurado. 

 

El resto de la ermita fue reconstruido en el siglo XVIII sobre las ruinas de la anterior.


Queremos llamar la atención brevemente sobre alguna de las características que nos indican cuales fueron los barrios originales de nuestro pueblo. Las resumimos en estas tres:

 

1ª.- Se ubicaron cerca de los manantiales: La mayoría de las casas tenían pozos (o derecho a ellos), que se conservan aún.

Pozo vecinal del barrio de S. Antón, junto a la ermita, rehabilitado recientemente.

Acceso al pozo vecinal en el barrio del Castillejo (actualmente C/ Emiliano Montero)


2º.- Son zonas de difícil acceso: para poder defenderse mejor de cualquier ataque, ya que entre los siglos XI y XV estas tierras pasaron varias veces de mano en mano, unas veces estaban en manos musulmanas, otras en manos cristianas, unas veces pertenecían a Segovia, otras a Toledo... 

Subida a S. Antón por Costanilla Primera


Bajada del Castillejo por C/ Emiliano Montero


y 3º.- Calles muy estrechas: esta cualidad se unía a la anterior para favorecer la defensa de la población además de que originalmente no se necesitaba mucho espacio para el tránsito de los vecinos que o bien iban a pie, a caballo o, excepcionalmente, en un carro.


Distintas calles de acceso a San Antón:  San Esteban Alta, San Esteban Baja y Comadre

Acceso al Castillejo. Todas estas imágenes    son claros ejemplos de esta tercera característica


Estos fueron los puntos defensivos y los asentamientos principales entre el siglo V y el XI:

A partir de entonces (siglo XI) la población, ya en su ubicación actual, se expande edificando las nuevas viviendas alrededor de una explanada que, en principio, servía como punto de encuentro para el comercio y celebraciones: la que hoy es nuestra Plaza Mayor.

Estas nuevas edificaciones dibujaban, ayudadas por la orografía del terreno,  una suerte de herradura o cinturón (marcado aquí  en azul) alrededor de aquella plaza.

 

Hay autores que aseguran que, aquella distribución en forma de cincho, es la que da origen al nombre de nuestro pueblo. 

 


Cinturón=Cincho

(pronunciándose Chincho)=Chinchón.

 

No vamos a ser nosotros los que digamos otra cosa.

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Manuel (jueves, 20 mayo 2021 21:52)

    No hay constancia documental de la existencia de la aldea de Chinchon hasta el año 1375. En un documento del año 1302 en que se habla de la repoblación de este territorio, no aparece el nombre de Chinchon, como si aparece Bayona.

  • #2

    Conchi (domingo, 23 mayo 2021 15:08)

    Es cierto que el documento más antiguo que se conserva en el AMCH hablando de Chinchón está fechado el 1 de septiembre de 1375, y corresponde a una donación efectuada por la ciudad de Segovia "al Concejo e omes bonos" de su "aldea" de Chinchón porque "non habían dehesa ... en que pasten los bueyes con que labran, por la cual razón se despoblaba dicho lugar..."

  • #3

    Fernando (domingo, 23 mayo 2021)

    Es un poco confuso el momento en que nace Chinchón como tal.
    LECEA GARCÍA, C. en 1893, habla de que en 1161 Segovia obtiene un privilegio de donación de Alfonso VIII que otorga a los segovianos la posesión de las aldeas y villas ocupadas por ellos entre Alcalá de Henares y el río Tajuña en la que se citan 19 lugares. Chinchón no aparece en ese listado porque, según este autor, en esa fecha ya pertenecía a Segovia.

  • #4

    CulturArte (miércoles, 26 mayo 2021 07:33)

    Gracias por tu comentario Fernando.

    También tenemos a TALAVERA SOTOCA y HERVÁS HERRERA que en su publicación “Despoblados medievales en el bajo Tajuña” y refiriéndose a los orígenes históricos de la actual CAM, nos dicen que esta comarca estaba ocupada por una numerosa red de aldeas y pequeños asentamientos de origen visigodo que se extendían a lo largo del curso de los ríos Jarama, Henares y Tajuña.

    Estos asentamientos dieron lugar, por ejemplo, a los despoblados de Eza, de Monasterio o San Galindo y al de San Juan, todos junto al cauce del Tajuña.

    Y en la forzosa reubicación de estos despoblados estaría el origen de una nueva aldea o lugar que acabaría -aunque no sepamos cuándo exactamente- llamándose Chinchón (hemos encontrado también el nombre de Valdechinchón... ahí lo dejamos).